Encontrar un buen pediatra para el recién nacido

Felicidades, estas embarazada. A medida que se acerca la cuenta regresiva para el nacimiento de tu nuevo hijo, debes considerar buscar un pediatra que trabaje mejor con tu familia que pronto se expandirá.

Tener un pediatra a mano durante las semanas y años formativos de la vida de tu hijo es lo mejor para ustedes y tu hijo. Esperar hasta que tu hijo se enferme o necesite un chequeo no es absolutamente el momento de pasar por el proceso de selección, lo que puede ser estresante incluso cuando todo va de acuerdo al plan.

Comenzar con la búsqueda

Hay varias fuentes que puede utilizar para localizar pediatras calificados

  • Las Asociaciones de Pediatría son instituciones con cursos cualificados sobre pediatría. Un pediatra certificado se habrá graduado de cuatro a 5 años de una escuela certificada por el gobierno de medicina, después recibió de tres a 5 años de capacitación para residentes y especialidades y habrá aprobado sus exámenes correspondientes.
  • Ciertos planes de salud requieren que elijas un pediatra de alguna red aprobada.
  • También puedes preguntar con tu obstetra. Los obstetras y los pediatras a menudo interactúan para supervisar el cuidado de la madre y el bebé.
  • Pregúntele a otras madres en tu colonia, vecinos, incluyendo amigos, familiares o compañeros de trabajo. Pueden relacionar sus experiencias personales sobre casos específicos.
  • Examinando el campo de la especialidad por medio de la internet.

Querrás encontrar un médico que se ajuste a tus objetivos y expectativas. Por lo general, es mejor reunirte primero con los candidatos para evaluar sus calificaciones, personalidad, enfoque y experiencia antes de tomar una decisión. Los tipos de preguntas que podrías considerar hacerle a su posible pediatra y otras consideraciones incluyen:

  • ¿Qué tipo de calificaciones pediátricas tienen? Para los exigentes pueden revisar si ¿están certificados por alguna asociación de pediatría o son miembros de alguna asociación de importancia en México?
  • Si tiene conocimiento de ciertos problemas de salud en tu familia o con tu embarazo, ¿es posible que desees preguntar sobre las calificaciones en áreas de especialidades pediátricas? Por ejemplo Neumólogo Pediatra.
  • ¿Cómo pueden ser contactados fuera del horario de atención o durante una emergencia? ¿Están disponibles por vía telefónica? ¿Quién los cubre cuando no están disponibles?
  • Si tiene preguntas menores, ¿cuál es el mejor momento y método para responderlas?
  • ¿El pediatra mantiene comunicación y se preocupa por los niños, tiene contacto y seguimiento con los padres?
  • ¿El pediatra parece saber sobre los problemas actuales y los avances en medicina pediátrica?
  • ¿El pediatra tiene química con los niños y con los padres?
  • ¿El pediatra parece estar bien informado sobre los problemas actuales y los avances en medicina pediátrica?

Además, es probable que desees saber sobre la disponibilidad y el costo de los servicios. Las áreas de investigación incluyen:

  • Oficina y ubicación ¿Cuáles son los horarios de atención? ¿A qué hospital está afiliado? ¿La ubicación está convenientemente cerca de su residencia o lugar de trabajo?
  • En caso de personas con seguros, consultar los costos y coberturas de seguro ¿Cuáles son los costos de los servicios? ¿Funcionan con tu plan de seguro? ¿Qué servicios están cubiertos y cuáles no? ¿Cómo son los pagos y otras prácticas de facturación?
  • ¿Cuáles son los controles de rutina para el cuidado de niños? Las asociaciones recomiendan controles a uno, dos, cuatro, seis, nueve, doce, quince y veinticuatro meses.

Encontrar el pediatra adecuado para tu familia puede ser un gran desafío y no deseamos que sea desalentador. De cualquier forma, hay varias buenas fuentes que pueden ayudarte en la búsqueda. En la mayoría de los casos, tendrás la opción de elegir al médico de tu hijo, así que trata de encontrar un médico que sea adecuado para la familia. Evalúa al proveedor de atención médica según los criterios más importantes para toda la familia.